Se busca persona voluntaria para un aula hospitalaria en el Nor-occidente

21 10 2010
Psicólogos Sin Fronteras busca una persona voluntaria para el Nor-Occidente.
La Asociación Psicólogos Sin Fronteras está buscando una persona para un aula hospitalaria. Se trata de una actividad de acompañamiento y apoyo académico en el hogar durante dos horas dos días a la semana.
Los requisitos que tendría que cumplir esta persona voluntaria son: ser mayor de 21 años y tener o estar cursando estudios universitarios.

Para más información podéis poneros en contacto con el Centro de Voluntariado y Participación Social del área I en el teléfono 985 62 81 92 o a través de voluntariado@fundacionedes.org o directamente llamando a la oficina de Psicólogos Sin Fronteras al teléfono 985 10 41 76 en horario de 8:30 a 15:00 horas





Bao, Bao…¿qué ves?

20 10 2010
    
Bao, Bao…¿qué ves?. Parece un juego ¿verdad? Y si no fuera tan real, realmente parecería un juego de niños. Una carretera que se hizo hace unos 25 años como no debiera haber sido hecha: mal. Sin hacer caso de los vecinos que preveían el desastre: ocurrió. Y ahora, nos encontramos con la situación actual después de las inundaciones de junio, con la vuelta en el tiempo a las carreteras de hace un cuarto de siglo. Todo el tráfico entre Asturias y Galicia, por el norte, por lo que ya debiera ser la “Autopista del Cantábrico”, vuelve a pasar por un camino “vecinal”, que no tiene un piso en condiciones, con curvas que están provocando accidentes, sin un centímetro de arcén, sin cunetas en condiciones llenas de todo tipo de cosas -incluidas varias plantas de maíz-, con pistas de montaña que vierten las piedras y la grava sobre la carretera, …En fin, un desastre.
Se pretende dejar la carretera como está y no volver a hacer las cosas, en esta ocasión intentando hacerlas bien, basándose en que dentro de poco (¿cuántos años después de los recortes?) tendremos la autopista. Aún así, ¿es que los vecinos de la zona no merecen una carretera en condiciones? ¿Tan caro sería hacer un puente como “la lógica de la ingenería” manda?
Todo esto nos hace retrotraernos al pasado más casposo. Psicológicamente, hemos vuelto a él. El Bao es ahora la frontera entre el este y el “far west”.

¿Qué quiere la ciudadanía? Desde luego, hay mucha gente que quiere que se vuelva a reconstruir la carretera en condiciones. En Facebook, hay un grupo que está luchando por eso, que pide que se trate el occidente con dignidad. En la página del grupo comentan que se están recogiendo firmas para la reconstrucción de la carretera. Estos son los lugares donde se puede firmar:

La plataforma por la reconstrucción de la carretera nacional 634 a su paso por El Bao, en Navia, ha recogido 500 firmas en apoyo de su exigencia en menos de una semana. Los interesados en respaldar esta iniciativa pueden acudir a varios puntos con el fin de solidarizarse con ella: en Navia, a la cervecería La Zarzamora, Reny Picot, la cafetería Villapedre, la farmacia Puerto de Vega y Dietética Trisquel; en La Caridad, a la librería Carlitos, Gominolas Rasca y Pica y Bolsa Publi.

Los organizadores también han dejado la documentación con información sobre su exigencia e iniciativas en el centro de la región, en concreto en el Café Colón de Oviedo, junto a la losa de la Renfe. La plataforma avanza que continuará con las actividades de protesta con el fin de que el Gobierno central rectifique el proyecto actual para El Bao y ofrezca una solución «responsable».

Actualizaciones posteriores

En el Bao no se rinden.

La Nueva España

La Nueva España

En la última reivindicación la guardia civil pidió la identificación de varias personas amenazándoles con una denuncia: está claro que el gobierno asturiano quiere meter miedo a la gente para que no siga habiendo manifestaciones. ¿Es esto lo que entienden por ejercer la ciudadanía?

No se gana una inicitiva para proponer restaurar la carretera por la ausencia “inexplicable” de Ovidio Sánchez.

 – El Comercio, 7 de noviembre de 2010:  Las casas de El Bao suman 380.000 euros en daños por las crecidas de junio

El Comercio

El Comercio

 





Vídeo “Una cuestión de aprendizaje”

19 10 2010

¿Qué te pareció el vídeo que vimos estos días sobre el inicio de la psicología?





Balance

15 10 2010

Hoy leí este artículo de Mª Esther García López en La Nueva España  y me encantó: lo suscribo completamente. Creo que un grado de la ciudadanía se demuestra en cómo celebramos las fiestas…y cómo queda el “prau” después. ¿Por qué no colocar más contenedores e, incluso, contenedores para reciclar las miles de botellas que se beben en una fiesta y que se dejan tiradas por el suelo, se rompen,…?

M.ª ESTHER GARCÍA LÓPEZ

De xuru que yá escribí otres veces un artículu col mesmu títulu, porque ye cierto que nos pasamos la vida faciendo balance de lo que nos va ocurriendo a diario, de los nuesos actos y de lo que sucede al nuesu alredor.

Güei dispóngome a facer balance sobre les fiestes de branu, que se fueron despidiendo, pa dar pasu al otoñu que yá s’estrenó con una bona airada y amagónos con una «cicloxénesis» o una «bomboxénesis» (siempre tamos aprendiendo pallabres nueves). Los medios de comunicación diéronse n’alarmar a la población, y polo menos con una selmana d’antelación yá nos tán metiendo’l mieu nel cuerpu y encamiéntennos non salir de casa. Sicasí como somos tan mal mandaos y paez que nos gusta’l riesgu, intentamos burllar al ñuberu cuando determina aguanos les fiestes. Estos primeros díes d’otoñu, hubo fiestes en dalgunos puntos d’Asturies. Yo pudi disfrutar de les que se celebren en Belén de Valdés, los díes 3 y 9 d’ochobre: «Belén» y «Belenín». Nun tuviemos muncha suerte col tiempu. El día de Belén hubo que suspender la comida nel campu, dempués de tener les meses puestes pa casi 500 persones. Tamién hubo que volver a les orquestes pola mor del temporal qu’amagaba. Pero non too foi malo. Una rayadina al mediudía dexó sacar a la Virxe en procesión. Darréu, el dúu «Marfil» de Castrillón empobinóse a Belén «contra vientu y temporal» y, atechao nel local social las Escuelas, diónos una animadísima sesión vermú pa los más atrevíos, pa los que llegaron a Belén inda col tiempu a la escontra. Yá entrada la nueche, llegó l’anunciáu temporal y fixo grandes estrozos pel campu. Llevó meses y sielles y tamién llevó dellos puestos d’artesanía que taben montaos pa la ocasión.

El día 9, Belenín tuvo dalgo más mansu, anque l’augua y la muga humedecieron el campu. La música de les orquestes acertó a espantar en parte el temporal, al empar qu’un públicu folixeru, col paragües abierto, ximelgaba l’esqueletu pa entrar en calor. Les orquestes «Panorama» y «Jerusalén» dieron en Belén un perguapu espectáculu, hasta casi l’amanecer.

De les fiestes y romeríes lo peor ye al otru día. Dexando aparte el cansanciu, el sueñu y demás efeutos de noctambulismu, al día siguiente el campu la fiesta espierta sonámbulu, soyáu de vasos, botelles, papeles, lates y plásticos. Eso ye lo que nun presta un res. Cómo ye posible qu’esta mocedá y los non tan mozos nun piensen que tamos nun espaciu públicu y que tolo que se tira al suelu daquién tien que dir detrás a recoyelo. Al otru día la fiesta a los organizadores tóca-yos sesión llimpieza. Toca recoyer la basura festiva. Pero esto nun pasa sólo en Belén. Esto pasa en toles fiestes y romerías. L’espaciu onde se celebren amanez enlleno «mierda». Fai falta concienciar a la xente de nun emporcar. A dalgunos fai-yos falta una bona dosis d’educación cívica y mediuambiental.